La motivación: El motor fundamental de un equipo de ventas

Suena obvio no solo en el trabajo de ventas, sino en cualquier labor que la motivación es fundamental para un gran rendimiento. Sin embargo, en las ventas puede multiplicarse, porque hablamos de un trabajo en el que se tiene una relación con clientes de forma directa y presencial. Cuando un equipo de ventas no está motivado, es bastante cercano el fracaso de la empresa, y la bajada en ventas de un producto o servicio. Además, se puede contagiar la desmotivación de uno en todo el grupo. Es como hablar de un plantel de remo, en el que basta que uno esté mal entrenado o agotado, para que pierda la embarcación puntos significativos de velocidad.

Promueve reuniones periódicas con el equipo

Se pueden establecer reuniones de forma colectiva o individual, en la que no se intimide al equipo por un bajo rendimiento, sino que más bien se logre un acercamiento para comprender lo que a algunos pueda desmotivar, sea dentro de los temas profesionales o personales. Es bueno conversar, como un primer paso para que florezca una nueva motivación en el equipo.

Nunca reproches, apoya

Nuevamente, como en el deporte, el equipo de vendedores debe estar en un pico alto de motivación para ganar. No sirve de nada que le llames la atención a alguno que tambalea, porque puedes terminar de mandarlo al abismo de la desmotivación. Trata de echarle una cuerda para que vuelva al centro, y se mantenga optimista y enérgico con el objetivo claro de la empresa.

curso de ventas

Proporciona herramientas de formación

La educación nunca se debe acabar, y una persona sin motivación puede estar persiguiendo nuevas formas o técnicas para la venta. Si dispones de curso de ventas, seguramente conseguirás que se motiven varios vendedores por medio del aprendizaje.

Deja una respuesta